lunes, 30 de septiembre de 2013

La lectura del tema

Una cuestión que siempre surge, en aquellas comunidades donde el tema lo tienen que leer los propios opositores, es cómo orientar la escritura del tema y cómo hacer la lectura cuando toque delante del tribunal.
Esto, como todo, tiene su método y es importante tener en cuenta algunas cosillas (todas ellas de sentido común) a la hora de redactar y luego leer el tema. Aquí os dejo algunos consejos que os pueden resultar útiles.

Lo más importante, al igual que en la defensa de la programación y exposición de unidades (y cualquier tipo de exposición) es transmitir seguridad, aplomo, que se note que estás convencido 100% de lo que estás diciendo y que dominas la materia como el que más. Puede que no sea así pero así debe parecer.

A la hora de la lectura tómate tu tiempo, no hace falta que lo leas a una velocidad endiablada. Hazlo pausadamente, modulando la voz y jugando con las entonaciones y las pausas. Mira de vez en cuando al tribunal y ve pasando los folios de forma tranquila. Un recurso bueno es, si estás justo al lado de una mesa, ir dejando los folios que vas leyendo en la mesa, y hazlo con seguridad, controlando tu espacio.

Si pones símbolos químicos o abreviaturas di la palabra completa, por ejemplo donde pongas “C” di carbono, pero recuerda siempre que no puedes decir nada que no tengas escrito.

Si aparecen gráficos o figuras intenta explicarlas con una frase sencilla en el tema cuando lo escribas, por ejemplo:
Imagina que pones la gráfica de actividad enzimática en función de la temperatura. En el tema sería bueno escribir algo como  “a continuación muestro en la siguiente gráfica la actividad de una enzima en función de la temperatura. Se puede observar que estas tienen una temperatura óptima donde mayor es su actividad, por encima y por debajo de la cual la actividad disminuye”. Pues bien, en la lectura gira el folio y enseña al tribunal la gráfica después de decir “…en función de la temperatura”, para posteriormente seguir leyendo “Se puede observar….”.

Resalta los cambios de apartados con cambios de entonación o pausa. Escribe un índice para tu uso en el desarrollo del tema, pero no lo leas luego como una lista de la compra. Lo tachas para que no se incluya en la lectura y luego vas leyendo el título de los siguientes apartados a lo largo del tema.

Si hay fórmulas siempre indica el significado de las letras.

Y así muchas más, hablar en público es un arte que se puede practicar y mejorar, pero ya en clase iremos viendo otros consejos para esta parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Guías de Campo

Para la preparación del visu conviene tener guías de campo y aprovechar los momentos “ociosos”  o ratos sueltos para cogerlas y darle una ...